Una traducción jurada solo puede ser realizada por un traductor profesional acreditado. Los traductores jurados son aquellos especialistas que cuentan con una certificación oficial a tal efecto. Pero aún así, en ocasiones es necesario validar legalmente los documentos que estos expiden. De otro modo podrían resultar inservibles, lo que te supondría un grave problema.

Antes de explicar cómo se legaliza una traducción jurada, debemos tener en cuenta que hay que legalizar los documentos extranjeros que se van presentar en territorio español y los documentos españoles que se van a presentar en el extranjero.

 

2 Métodos para legalizar una traducción jurada de un documento

 

Es necesario legalizar un documento extranjero cuando lo vayas a presentar en España; esto impide que se entreguen falsificaciones a la Administración. En algunos casos es difícil saber a ciencia cierta si el documento está firmado por alguien autorizado, por lo que también se requiere confirmar que el traductor jurado está capacitado para realizar estas funciones.

Existen 2 métodos de legalización de documentos oficiales:

1- Apostilla de La Haya: Es un trámite de legalización simplificado. Esta legalización es válida para los países que han firmado el Convenio de La Haya de 1961, entre los que se encuentra España.

2- Legalización Diplomática o Consular: Es el trámite necesario si uno de los dos países no ha firmado el Convenio de La Haya. Es un proceso más largo que el anterior y tiene varios pasos. Lo primero es legalizar el documento original en la Embajada o en un Consulado del país de origen. Posteriormente, una vez realizada la traducción de ese documento y si lo vamos a presentar fuera de España, debes legalizar la Traducción Jurada en el Ministerio de Asuntos Exeriores, Unión Europea y Cooperación (MAEC). La legalización abreviada, consular o diplomática, es garantía suficiente de que el país emisor reconoce a quien firma el documento.

 

¿Cómo se lleva a cabo la legalización en el MAEC?

 

Una vez tengas la traducción jurada del documento, tendrás que acudir a la web del MAEC y seguir las instrucciones para solicitar una cita previa. Debes indicar el trámite que quieres a realizar y el número de documentos que quieres legalizar. Por descontado, tendrás que dejar constancia de tus datos personales y de la fecha en la que deseas realizar el trámite.

Cuando te presentes en el lugar indicado, no olvides llevar el documento oficial original. De otro modo no podrás legalizar su traducción jurada, y acabarás perdiendo tu tiempo.

Siguiendo estos pasos no tardarás en conseguir una traducción jurada legalizada. El trámite en sí no te llevará demasiado, por lo que es preferible que lo afrontes cuanto antes. De esa forma podrás presentar la traducción allí donde sea necesario cumpliendo los plazos y evitando exponerte a multas por retrasos.

 

Agencia de traducciones con más de 10 años de experiencia. Pídenos un presupuesto para un traductor jurado en iTraductores

 

Te recomendamos recurrir a una agencia de traductores profesional con traductores acreditados y garantizar así que tu traducción será válida para todo organismo oficial.

Solicita tu presupuesto de traducción o interpretación jurada. Contacta con nosotros rellenando este formulario, o llámanos directamente al 622 406 066. Será un placer ayudarte. En iTraductores somos una empresa de traducción que trabaja con multitud de empresas y particulares ofreciendo servicios de interpretación y traducción de idiomas.