Una traducción jurada bien hecha tiene que tener en su base buenos conocimientos en materia jurídica. Un traductor jurado no solo conoce varios idiomas en profundidad, sino que también debe dominar diferentes aspectos del derecho. Así, podrá garantizar que el trabajo realizado tiene todas las garantías y la calidad necesaria.

 

Las traducciones profesionales basadas en el derecho

 

Un buen traductor jurado ha de conocer la terminología jurídica necesaria tanto su idioma como, al menos, en otro extranjero; de otra forma no podría dedicarse a esta labor. Esto le permite realizar una traducción de calidad y ajustada a las normas legales del país receptor. Es por eso que los conocimientos en derecho de estos profesionales son indispensables: la tradición jurídica de cada estado suele incluir muchos términos enormemente difíciles de trasladar a otra lengua.

Un mal trabajo en este aspecto podría implicar que no se entendiese el documento, o que se pasasen por alto diversos errores que podrían invalidarlo ante las autoridades pertinentes. Es, precisamente, el conocimiento de la legislación de ambos países el que garantiza que no habrá problemas en el futuro.

Los documentos que requieren una traducción jurada son muy variados: desde contratos de compraventa o laborales a certificados de registros civiles o testamentos. Y todos ellos, de una forma u otra, están sujetos a diversas normativas que garantizan los efectos que generan y su cumplimiento. Textos que es necesario que el traductor jurado conozca con detalle. Por eso las traducciones profesionales deben estar cimentadas en el conocimiento del Derecho: con un traductor jurado especializado y acreditado no tendrás que temer que un contrato contenga términos que lleven a error, o incluso que vaya en contra de tu interés.

 

iTraductores, empresa especializada en traducción jurada con traductores jurado oficiales. Solicita tu presupuesto de traductor jurado sin compromiso

 

En definitiva, la traducción jurada debe cimentarse en un buen conocimiento, del traductor jurado, de la legislación en ambos países. Esto te evitará problemas jurídicos o la invalidación de tus documentos por no ajustarse a la normativa.

Contacta con nosotros rellenando este formulario (pincha aquí), o llámanos directamente al 622 406 066. En iTraductores somos una agencia de traducción que trabaja con multitud de empresas y particulares prestando servicios de interpretación y traducción de idiomas.