En más de una ocasión, hemos recibido preguntas sobre cuáles son los pasos a seguir para convertirse en traductor jurado.

 

Requisitos para ser traductor jurado en España

 

1.- El futuro traductores jurado, tiene que tener la nacionalidad española o bien la de algún otro miembro de la Unión Europea.

2.-Los aspirantes a convertirse en traductores jurados deben ser mayores de edad (18 años).

3.- Para ser examinado como traductor jurado, es necesario poseer un título universitario ya sea diplomatura o licenciatura (o equivalente). También podrán presentarse al examen de traductores jurado aquellas personas con títulos extranjeros siempre y cuando estén legalmente homologados en España.

4.- Presentarse y aprobar el examen que te acredite como traductores jurado, examen que convoca el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

El examen suele convocarse 1 vez al año y hay que estar atento a las fechas para la inscripción y poder presentarse al examen para conseguir el título de traductores jurado.

 

El contenido del examen para traductor jurado

 

Debemos resaltar que se trata de un examen que está confeccionado en 4 partes.

Primera Parte

En la primera de ellas hay que realizar una traducción del idioma elegido para ser traductor jurado al castellano. Suele ser un texto de corte literario o bien de corte periodístico.

 

Segunda Parte

La segunda de las partes que componen el examen para traductor jurado, consiste en otra traducción de las misma características que la anterior pero esta tendrá lugar en sentido inverso. Es decir, el idioma origen será el Castellano y el idioma destino aquel para el cual queremos que nos otorguen el título de traductor jurado (en regla general inglés, francés, alemán, italiano…).

 

Tercera Parte

En la tercera prueba dentro del examen, consiste en una traducción de corte económico o jurídico, en este caso pudiendo el examinado hacer uso del diccionario.

 

Cuarta Parte

La cuarta y la última de las pruebas consta de un examen oral delante de un Tribunal. Quienes decidirán si el candidato es apto para obtener el título.

La prueba consiste en resumir un texto propuesto por el Tribunal y responder las preguntas que el tribunal proponga al futuro traductor jurado. Se desprende en las pruebas del examen, que los aspirantes deben probar unos altos conocimientos de traducción de textos tanto literarios como económicos o jurídicos, gran conocimiento de léxico y terminología, un perfecto uso de la gramática, en definitiva dominar el idioma.

Al tratarse de un título que está expedido por un Ministerio y que confiere una especial característica al traductor como fedatario (persona que da fe) de que la traducción hecha confiere exactamente el significado del original, el tribunal que examina y corrige los exámenes para conseguir ser traductor jurado, es de lo más exigente.

Es por ello por lo que os animamos a preparar el examen concienzudamente. Mucho esfuerzo y mucha suerte a aquellos que os plateéis acudir al examen.

 

Solicita tu presupuesto sin compromiso en iTraductores

Contacta con nosotros rellenando este formulario, o llámanos directamente al 622 406 066. Será un placer conocer tus necesidades y poder ayudarte. En iTraductores somos una empresa de traducción que trabaja con multitud de empresas y particulares dando servicios de interpretación y traducción de idiomas.

 

 

//
Alexia
¿Cómo puedo ayudarte?